V Congreso Nacional de Formación Profesional: Somos lo que hacemos

V Congreso Nacional de Formación Profesional: Somos lo que hacemos

 

Claves para una mejora del sistema. La visión de los centros de FP

Este es el quinto año que presentamos propuestas para la mejora y el empoderamiento de la Formación Profesional y pese al paso del tiempo, todas nuestras reivindicaciones siguen vigentes.

Una vez más, pedimos a las diferentes administraciones sensibilidad para entender nuestra visión de hacía donde debería evolucionar el sistema general de Formación profesional, resaltando los siguientes aspectos:

 

I Tipología de centros de FP.

La experiencia de los últimos años ha demostrado que la tipología de centro ideal para el desarrollo y potenciación de la Formación Profesional son los Centros Específicos donde se desarrolla a modo de monocultivo esta tipología de estudios. Entendiendo que la realidad territorial y diversidad del contexto social y productiva puede matizar la propuesta, apoyamos una evolución hacía una Formación Profesional impartida en esta tipología de centros.

 

II Formación para el empleo.

Seguimos insistiendo en una revisión del sistema actual de formación para el empleo. Creemos que hay una oportunidad real de que este tipo de formación se imparta, de una forma generalizada, con unas mayores garantías de calidad, transparencia y servicio público, en los mismos centros donde se imparte la formación profesional reglada, permitiendo así que todos los centros de FP puedan ofertar este tipo de formación, en virtud de sus características propias.

Pedimos que se eviten duplicidades y que los subsistemas de FP se puedan impartir   en un único tipo de centro, mejorando al mismo tiempo la financiación y la utilización del dinero público.

 

III Formación Profesional Dual.

Insistimos en el enfoque eminentemente práctico de la actual Formación Profesional y sus estrechos vínculos con las empresas, así como que la Formación Dual debe de ser un complemento del actual sistema. Así pues, desde nuestro punto de vista, la FP Dual debería de perseguir:

    1. Ofrecer una oportunidad real de inserción laboral a la finalización del programa.
    2. Transformar a las empresas en agentes formadores que asuman el desarrollo curricular de los diferentes ciclos formativos, dotándolos incluso, de una ampliación y/o especialización que otorgue a su formación un importante valor añadido.
    3. Extender la formación a lo largo de periodos de tiempo no lectivos actualmente, incluso, ampliando a tres años el modelo; alternando los periodos de formación en la empresa con los periodos de formación en los centros educativos.
    4. Reconocer la aportación del alumno al proceso productivo de la empresa, remunerando su esfuerzo con una retribución, al menos, acorde con el salario mínimo interprofesional para una jornada completa.
    5. Facilitar el trabajo de organización y coordinación del profesorado brindando recursos para la correcta realización de la misma.
    6. Garantizar la impartición del currículo autonómico y las horas lectivas  previstas en éstos en el seno de los centros educativos.

 

IV Orientación hacia la vía de la Formación Profesional:

Es necesario un refuerzo de las herramientas de información para futuros alumnos y sus familias y los profesionales de la orientación por ello proponemos un Observatorio de las Profesiones del Futuro donde esté ligado los datos de contratación y empleo, los análisis de proyección económica y la relación con los distintos títulos de FP y certificados de profesionalidad.

Debemos dar a conocer la realidad de la Formación Profesionales mediante:

Presupuesto   para proyectos, recursos e iniciativas destinados a Comunicación Externa de los Centros.

Campaña Integral de Comunicación y Publicidad de la Formación Profesional

 

V Formación del Profesorado de FP

Es necesario incrementar las vías para formar al profesorado, no solamente mediante la modalidad de cursos de formación generales sino también:

      1. Estableciendo ayudas individuales de formación que permitan al profesorado acceder a cursos específicos en diferentes ámbitos.
      2. Permitiendo, facilitando e incentivando la compatibilidad de la enseñanza en el ámbito funcionarial con labores o tareas en el ámbito profesional o productivos.
      3. Incentivando y financiando las estancias de formación en empresas por periodos de al menos seis meses de los profesores de formación profesional sin menoscabo del funcionamiento de los centros.

 

VI Programas Internacionales para la Formación Profesional

La internacionalización de la formación y de los centros de FP   es un factor clave para mejorar la calidad y la empleabilidad en un mundo globalizado. Por ello requerimos que se tenga en cuenta que es necesario:

      1. Incrementar las ayudas económicas de las movilidades para prácticas en Empresa para alumnos de FP de Grado Superior.
      2. Dotar a los centros de formación profesional de recursos económicos y humanos suplementarios para su gestión.

 

VII Orientación Profesional y Psicopedagógica en los Centros de FP.

Es imprescindible Impulsar la orientación académica, profesional y psicopedagógica en el ámbito de la Formación Profesional y para ello reclamamos:

      1. Una dotación adecuada de profesionales en los centros específicos de Formación Profesional para atender las necesidades en este campo de nuestros estudiantes.
      2. Una dotación específica de profesionales de la orientación profesional que sea capaz de atender a las necesidades de las personas que necesitan reorientar o actualizar su formación.

 

VIII Autonomía de gestión

Los centros de Formación Profesional reivindicamos una verdadera autonomía de gestión, tanto organizativa como económica, que permita atender a las necesidades específicas de cada uno y les dote de la agilidad que precisan para poder responder a la exigencia que representa la permanente interacción con el mundo empresarial.

 

IX Consejo Independiente de Formación Profesional

Solicitamos la creación de un Consejo Independiente de la Formación Profesional integrado por profesionales del sector que evalúe las diferentes formas de desarrollar la formación profesional en los diferentes territorios y emita recomendaciones fruto del análisis de dichas realidades con el objetivo de permitir evolucionar hacía aquellas prácticas que mejores resultados estén ofreciendo, tanto de formación como de inserción laboral.