El CIPFP Mislata, centro asociado a la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa, va a recibir una inversión de 5 millones de euros para mejorar la oferta formativa y las instalaciones del centro. Una cuantía económica que se ha anunciado en la visita realizada a la institución por el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Educación y FP, Pilar Alegría, junto a Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana.

La entidad educativa confiesa vivir uno de los momentos más importantes en su historia, ya que, además de la inversión económica comunicada, la visita se ha convertido en noticia en todo el país. Mariano Monzó, director del CPIFP Mislata, ha explicado que “este plan supone un incremento de la oferta, una mayor modernización y un mejor equipamiento. De esa forma, podremos responder mejor a nuestras exigencias por parte del alumnado y de la sociedad”.

La falta de espacio se ha convertido en un problema en el centro, ya que algunos ciclos de la familia de informática están pendientes de desplegar. Además, el CIPFP Mislata se construyó para ocupar a 600 estudiantes; sin embargo, las aulas dan formación a un total de 1.300. Pero, con esta ampliación “se dispondrá de espacios nuevos excelentes, así como una adecuación del viejo”, ha expuesto Monzó. “También, nos va a permitir, sobre todo, poder desarrollar la oferta de formación para el empleo que en la actualidad tenemos limitada por falta de espacio”, ha añadido.

Visita al CPIFP Mislata

A lo largo del recorrido, las autoridades del Gobierno, entre las que también se ha encontrado la actual secretaria general de FP, Clara Sanz, han podido observar algunas de las actividades que se desarrollan. Entre ellas, el taller de Óptica y el escaparate del alumnado de Comercio. Asimismo, la visita ha comprendido espacios como el aula ATECA, con la ejecución de acciones con las gafas de realidad virtual, y el aula de emprendimiento, donde se trabajan diferentes proyectos.

Por otro lado, el alumnado del CIPFP Mislata ha tenido la oportunidad de hablar con el equipo del Ejecutivo trasladando sus impresiones acerca de sus estudios, así como su adaptación al mundo profesional.

El CPIFP Mislata es un centro de referencia de la Formación Profesional en la Comunitat Valenciana que cuenta con los cursos de especialización de Ciberseguridad e Inteligencia Artificial, así como el ciclo formativo de Óptica, entre otros. “En definitiva, esta nueva inversión nos va a permitir tener un centro todavía más excelente con instalaciones de vanguardia”, ha concluido Monzó.

Galería del acto:

Mariano Monzó del Olmo, vocal coordinador de la Comunidad Valenciana en la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa y director del CIPFP Mislata, establece sus inicios en la Asociación desde junio de 2013 como vicepresidente. Una trayectoria marcada por su licenciatura en Ciencias Económicas y Empresariales, 20 años como profesor de secundaria y 8 años como catedrático. Asimismo, ha desempeñado distintas responsabilidades entre las que figuran 17 años como jefe de estudios, uno de vicesecretario, 4 de jefe de departamento y los 3 últimos como director.

Cuando Monzó participó por primera vez en FPEmpresa “era una iniciativa que había nacido un año antes de un proyecto de innovación del Ministerio con 89 centros”, ha explicado en la entrevista. “La predisposición inicial era participar en lo que hiciera falta porque confiábamos en el futuro de la Asociación y en el papel que podía jugar en la mejora de la FP”, ha añadido.

Al finalizar el mandato de 2016, el vocal coordinador de la Comunidad Valenciana dio paso a que nuevos centros participasen. Sin embargo, en 2019 volvió al asumir la dirección del CPIFP Mislata.

P: ¿Qué objetivos te gustaría que alcanzara la Asociación en los próximos años?

R: Me remito a los objetivos que figuran en el documento congresual de FPEmpresa, pero lo sintetizaría en conseguir que el modelo vasco de FP se extienda por toda España.

P: ¿Crees que es un momento clave para la Formación Profesional?

R: Sí, sin duda. Con el nuevo Plan de Modernización de la FP del MEFP se van a poder llevar a cabo gran parte de las reivindicaciones de los profesionales de la FP y que FPEmpresa lleva años planteando a las administraciones educativas.

P: ¿Qué le dirías a los centros de FP que todavía no han dado el paso de asociarse?

R: Que tienen una gran oportunidad de participar en este movimiento por la mejora de la FP que se está promoviendo desde el Ministerio de Educación y Formación Profesional y en el que nuestra Asociación tiene un papel protagonista. El Ministerio cuenta con FPEmpresa como interlocutor válido para escuchar nuestras propuestas y contrastar las suyas.

P: Por otro lado, ¿cuál es el proyecto, iniciativa o actividad que se ha llevado a cabo en tu centro que más destacarías?

R: Destacaría una iniciativa, que se remonta a nuestros inicios como centro específico de FP en el año 2003. Nuestro centro era un IES de una ciudad dormitorio con mala reputación, un alto índice de conflictividad, muy deteriorado, con pintadas y cristales rotos. La mayoría del alumnado se matriculaba al derivarlos la comisión de escolaridad municipal y muchos profesores intentaban no repetir.

En estas circunstancias, un grupo de profesores decidimos darle la vuelta. En primer lugar, pedimos transformarnos en un centro específico de FP y, a partir de ahí, nos marcamos una hoja de ruta que fuimos cumpliendo: viajar al País Vaco para conocer de primera mano el modelo a seguir y, a continuación, mejorar las instalaciones, el incremento de la oferta con más familias profesionales, un plan de comunicación con diseño de nueva marca para cambiar la imagen anterior, gestión de los recursos humanos incorporando nuevos profesores implicados en el proyecto para ocupar diferentes responsabilidades, implantar la calidad educativa y las NTIC.

El resultado es el actual CIPFP Mislata reconocido como Centro de Excelencia en Informática Aplicada en la Comunidad Valenciana, con 1.300 alumnos y con una demanda que dobla la oferta.