Egibide (País Vasco), centro asociado a la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa, se ha unido al proyecto ‘Movimiento 4.7’ durante el curso 2022/23 para apoyar el impulso al Desarrollo Sostenible en la Educación. Esta iniciativa está promovida por Ongawa, Entreculturas, Alboan e Intered, con el respaldo económico de la Agencia Española de Cooperación Internacional (AECID).

El proyecto se concibe como un espacio de encuentro y construcción colectiva entre diversos sectores que, bajo un liderazgo colectivo, impulsan la acción política en relación con la necesidad de incorporar, medir y financiar adecuadamente la Educación Transformadora para el Desarrollo Sostenible y la Ciudadanía Global en España, a nivel local, autonómico y estatal.

“Egibide aspira a ser una comunidad educativa de referencia para todos nuestros grupos de interés. Formar parte de un movimiento estatal que busca el desarrollo de la Meta 4.7 en el sistema educativo nos permite crear diversos materiales pedagógicos en beneficio de nuestro alumnado”, ha expresado Eduardo Ochoa de Aspuru, coordinador del proyecto educativo de Medio Ambiente en Egibide.

Por su parte, el centro educativo, con el apoyo de los estudiantes del Grado Superior de Educación y Control Ambiental, llevará a cabo las siguientes actividades en relación con el proyecto durante el curso 2023/24: mediante iniciativas, propuestas y procesos formativos, impulsarán la participación de otros centros, profesorado, alumnado y familias en el Movimiento 4.7, además de generar espacios de diálogo y participar en foros para transmitir el valor de la Educación para el Desarrollo Sostenible y la Ciudadanía Global.

Origen

“Este movimiento lleva muchos años aspirando al desarrollo pleno de la Meta 4.7 del ODS 4 de la Agenda 2030. Tras la pandemia, nuestro centro retomó su participación en el mismo, colaborando en la elaboración de la investigación del proyecto. Vimos una gran oportunidad de involucrarnos al máximo en él”, ha contado el coordinador.

Respecto a los objetivos de la iniciativa, se busca principalmente contribuir a formar parte de un movimiento participativo, utilizando herramientas y metodologías en concordancia con las propuestas realizadas por los miembros del movimiento, y que alcance tanto a la comunidad educativa del país como al resto de la sociedad, entre otros.

“Sin duda, participar en ‘Movimiento 4.7’ es un trabajo muy satisfactorio. Esto se debe a que sabemos que lo estamos haciendo especialmente por los estudiantes, permitiéndoles trabajar en red y conocer otras experiencias y realidades educativas de parte de otros estudiantes”, ha concluido Eduardo Ochoa de Aspuru.

A finales de diciembre de 2023, el ‘Movimiento 4.7’ ha publicado el informe ‘Ser y Saber: Perfil docente para el Desarrollo Sostenible y la Ciudadanía Global’, con el fin de describir el perfil docente para el Desarrollo Sostenible y la Ciudadanía Global, identificando las competencias necesarias para llevar a cabo una educación transformadora que dé respuesta a los retos globales conforme proponen los movimientos sociales, ONG y sociedad civil. Puede acceder a través de este enlace.

El Egibide Vitoria-Gasteiz, centro asociado a la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa, ha puesto en marcha un proyecto sostenible llamado ‘Laboratorio 3 Erres’. Esta idea consiste en dar una nueva vida a aquellos ordenadores antiguos y, por ende, disminuir la generación de residuos electrónicos y el impacto negativo que esto supone para el medioambiente. En el ‘Laboratorio 3 Erres’ han participado en su desarrollo Xabier López de Santiago, director de Formación Profesional (FP) de Egibide Vitoria-Gasteiz; Iván Ramírez, responsable de FP de Egibide-Arriaga; José Antonio Fernández, coordinador de Formación para el Empleo de Egibide-Arriaga, e Ion Marín, profesor del área de informática.

Origen del proyecto

‘Laboratorio 3 Erres’ nace de la unión con la empresa 3erres web, ya que desde el centro Egibide han estado trabajando en seguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible y en dar una segunda oportunidad a elementos que hoy en día son desechados. “Desde ese interés nace esta idea, por lo que decidimos trasladárselo al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz y le pareció una buena idea. El Ayuntamiento contaba con otro proyecto propio llamado ‘Soy Konponder-Konponder naiz’, que pretendía crear una comunidad de personas y empresas que se dedicasen a dar una segunda vida a objetos, además de ordenadores”, ha explicado López de Santiago. “Por lo que ‘Laboratorio 3 Erres’ es una especie de fusión de proyectos que buscan una misma finalidad”, ha añadido el director de Egibide.

Así es como el Ayuntamiento ha ofrecido “los espacios, los centros cívicos y su propia web para que los ciudadanos interesados en participar se registren en los talleres. La empresa 3erres web aporta el conocimiento y los cambios necesarios para la reparación de los ordenadores y volver a darles vida. Y por nuestra parte, aprovechamos este proyecto para que al alumnado de un certificado de profesionalidad le pueda servir como formación práctica”, expone López de Santiago.

Otros objetivos del ‘Laboratorio 3erres’

Este propósito no solo busca sensibilizar y promover la segunda vida de los ordenadores antiguos, sino también la inserción laboral de los estudiantes. “Nuestro centro utiliza este proyecto como elemento de inserción al mundo laboral del alumnado dentro del ámbito de la reparación de los ordenadores. Además, se espera que la empresa colaboradora contrate alguno de esos alumnos”, ha comentado el director de FP.

Como resultado final, la acogida ha sido tan buena por parte de los participantes que incluso Egibide ha barajado la idea de que el proyecto tenga continuidad. “El Ayuntamiento quiere que hagamos nuevas ediciones porque ha sido un proyecto exitoso al cubrirse todas las plazas para estos talleres y por la gran demanda que hubo. Hasta llegó a existir una lista de espera… Por esta razón, nuestra idea es repetir el proyecto en los próximos meses e involucrar también a los estudiantes de Formación Profesional Básica y de Ciclos de Grado Medio de Informática”, ha concluido Xabier López de Santiago.