Manuel Hermo Piñeiro, vocal coordinador de la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa en Galicia, es profesor técnico de FP de la especialidad de Cocina y Pastelería desde el año 1997. Director del CIFP Carlos Oroza de Pontevedra desde 2013, anteriormente ejerció en el CIFP Manuel Antonio de Vigo los cargos de jefe de departamento de la Familia Profesional de Hostelería y Turismo, jefe de estudios y director durante ocho años.   

La pasión de Hermo es la gestión de los centros educativos de Formación Profesional, además de poder contribuir a la mejora de la calidad de la enseñanza pública y tener influencia en el futuro laboral del alumnado. Se considera un entusiasta de la FP y la innovación educativa. Sus lemas -“La escuela que aprende” y “Que no sea por no intentarlo”- son el eje sobre el que gira su profesión.  

P: ¿Por qué decidiste implicarte como parte de la Junta Directiva de FPEmpresa? 

 R: Desde hace tiempo conocía la Asociación y seguía de cerca sus actividades, aunque no fue hasta el año 2019 que nos adherimos como centro asociado. Fuimos uno de los primeros en Galicia. En aquel momento, la comunidad autónoma no tenía una representación propia en la Junta Directiva. Mi querida amiga María José Campos, directora del CIFP de Hostelería y Turismo de Gijón, me convenció y me propuso a la Junta para formar parte como miembro de la directiva representado a Galicia. Me siento orgulloso de ser parte de este gran proyecto, constituido por un equipo de personas con una enorme calidad humana, sensibilidad y dedicación de forma solidaria. Compartimos los mismos intereses y objetivos para seguir trabajando por y para la Formación Profesional.   

P: ¿Qué objetivos te gustaría que alcanzara la Asociación en los próximos años? 

R: En primer lugar, incrementar la adhesión de centros educativos, sobre todo en Galicia. Ahora estamos 17 centros; mi objetivo para este año 2022 es que se una el 100% de los centros integrados de Formación Profesional de nuestra comunidad.  

En cuanto a los objetivos estratégicos, prioritariamente consolidarnos como un referente a nivel nacional y contribuir en la mejora del sistema, siendo un aliado tanto para la administración como para las empresas. También ampliar la colaboración entre redes europeas de centros de FP para internacionalizar la actividad de la Asociación y aportar valor a la FP en general y a los centros. Por último, crear grupos de innovación de centros con mismas Familias Profesionales.  

P: ¿Crees que es un momento clave para la Formación Profesional? ¿Por qué? 

R: Sí, sin lugar a dudas estamos en el momento clave para que la Formación Profesional se convierta en la primera opción, y hay que conseguir que se consolide como uno de los pilares del sistema educativo. Es una necesidad de país, vital para incrementar la empleabilidad de las personas y la competitividad de las empresas. Hoy en día la FP no es simplemente recibir clases prácticas de taller y clases teóricas de aula, como antaño estigmatizada socialmente. La Formación Profesional es innovación tecnológica aplicada a procesos productivos conectados directamente con empresas, es emprendimiento, internacionalización, es igualdad de oportunidades… Y todo este ecosistema contribuye a la mejora de la economía de nuestro país y, con ello, de la calidad de vida de las personas.   

P: ¿Qué le dirías a los centros de FP que todavía no han dado el paso de asociarse? 

R: Los animo a sumarse a un proyecto colaborativo entre centros educativos donde se sitúa a la Formación Profesional como un pilar fundamental del sistema educativo y como palanca para el desarrollo laboral de las personas. Un proyecto en el que tienes la oportunidad de aprender y aportar sumando sinergias, aprendiendo los unos de los otros, y en el que no caminarás solo.  

P: Por otro lado, ¿cuál es el proyecto, iniciativa o actividad que se ha llevado a cabo en tu centro que más destacarías? 

R: El CIFP Carlos Oroza es un centro muy activo y dinámico, referente para las familias profesionales de Hostelería y Turismo e Industrias Alimentarias, situado en Pontevedra, corazón de las Rías Baixas. Este año cumplimos los 25, y durante todo este tiempo se han llevado a cabo innumerables actividades y multitud de proyectos, todos ellos relacionados con la innovación educativa y tecnológica, la internacionalización, el emprendimiento, la igualdad, el fomento de la alimentación saludable y la economía circular. Estas actividades y proyectos (gran parte de ellos premiados por la administración educativa de Galicia) se han podido desenvolver y llevar a cabo gracias a todas las personas que formamos parte de la comunidad educativa, con el gran trabajo realizado por todo el profesorado, que con su acción contribuye día a día que el centro se mantenga vivo.  

Algunos de estos proyectos son la conversión de un furgón en la primera food truck educativa de Galicia –“PonteVan a FP na Rúa”-, en la que participamos cuatro centros educativos y cerca de 50 profesores; “A nosa Camelia tan Sabrosa como Curiosa”; proyectos de aprendizaje y servicio como “Para mín, para ti, para todos. Turismo inclusivo”; nuestra huerta escolar “Horta Oroza”, eje del proyecto “Gastronomía Circular”; el plan Revitaliza, con estación propia de compostaje de residuos orgánicos generados por la actividad de nuestras cuatro aulas taller de cocina, dos aulas taller de restaurante, un aula taller de cafetería y dos obradores de pastelería y panadería; y nuestro restaurante pedagógico abierto al público, donde la ciudadanía puede disfrutar de nuestra actividad gastronómica a través del aprendizaje de nuestro alumnado y su servicio.  

Además, destacaría que fuimos unos de los primeros centros de Galicia en ofrecer enseñanzas de Formación Profesional Dual en tres ciclos formativos de Grado Superior, impartidos de manera simultánea y con proyección internacional. También es relevante la participación en eventos de alto nivel para que nuestro alumnado tenga oportunidades de aprendizaje en entornos reales de trabajo y en su ejecución material. Y, sobre todo, subrayaría nuestro empeño por la mejora continua en una escuela que aprende día a día.  

Antonio García Martínez, vocal coordinador de la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa en Murcia y director del CIFP de Hostelería y Turismo de Cartagena desde 2010, es licenciado en Ciencias de la Educación por la Universidad de Murcia. Su vida profesional está marcada por un temprano inicio en el mundo laboral privado en el sector de la hostelería, que ha sido compatibilizado con la labor docente como profesor técnico de FP en servicios de restauración hasta su incorporación en la Dirección del centro.

García ha participado en la fundación de la Asociación Profesional de Sumilleres de Cartagena siendo su vicepresidente durante cuatro años. Además, ha ocupado los cargos de formador en cursos de especialización de profesionales en activo del sector de la hostelería; presidente de tribunales y comisión de selección en diferentes procesos selectivos para el ingreso a los cuerpos de profesores técnicos de FP; representante de los CIFP de la Región de Murcia en la Comisión Regional de directores de Secundaria; y vocal de la Junta Directiva de la Asociación de Directivos de Centros Educativos Públicos de Educación Secundaria (ADES). 

P: ¿Por qué decidiste formar parte de la Junta Directiva de FPEmpresa?

R: Creo firmemente en la Formación Profesional, en el asociacionismo y en la necesidad de una plena implementación en nuestra sociedad de la FP. El verdadero reto está en invertir la actual tendencia de nuestros estudiantes titulados en la ESO y/o el bachillerato y que se marquen, en primera instancia, itinerarios orientados a la Formación Profesional.  Tampoco podemos olvidar que desde los centros debemos dar respuesta a las necesidades de formación en tiempo real, a otros sectores poblacionales ya sea a personas en desempleo, en activo o que precisen obtener un reconocimiento de la experiencia laboral. 

P: ¿Qué objetivos te gustaría que alcanzara la Asociación en los próximos años?

R: Entre todos los objetivos que podría enumerar destacaría: conseguir una visibilidad conjunta de la FP desde el consenso de las diferentes realidades de nuestras regiones. Asimismo, que una de las fortalezas de la Asociación sea ser capaz de recoger y aunar las distintas sensibilidades, poniendo las mismas en valor ante las administraciones educativas y agentes sociales.

P: ¿Crees que es un momento clave para la Formación Profesional? ¿Por qué?

R: Por supuesto, solo tenemos que mirar un poco a nuestro alrededor para darnos cuenta del crecimiento vertiginoso de los nuevos perfiles profesionales que se demandan desde la empresa. Las nuevas tecnologías están ejerciendo un gran cambio en la manera de socializar y, sin lugar a dudas, en el uso de nuevas TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) transformando y revolucionando la Formación Profesional. La digitalización ya está presente en los centros y estamos obligados a contribuir de modo sostenible, integrador y eficaz en el uso de los recursos a nuestro alcance.

P: ¿Qué le dirías a los centros de FP que todavía no han dado el paso de asociarse?

R: No vamos a descubrir nada nuevo si hablamos de las bonanzas del asociacionismo, lo veo como algo realmente necesario, encaminado a que los centros dedicados a la enseñanza de la FP no seamos islas en medio de cada una de nuestras regiones. Tan solo con un pequeño vistazo en la web se puede observar que somos una asociación participativa e implicada, donde nos mueve la misma inquietud de crecimiento y empuje hacia la Formación Profesional. 

P: Por otro lado, ¿cuál es el proyecto, iniciativa o actividad que se ha llevado a cabo en tu centro que más destacarías?

R: Dentro de los proyectos iniciados por el centro quiero mencionar la creación de la App “Hostelería Quiz”, premiado como Proyecto de Innovación Educativa en 2019. Actualmente, somos centro piloto en el Plan de Digitalización de Centros y, también, con la implementación de un aula profesional de Emprendimiento en Formación Profesional.

Mariano Monzó del Olmo, vocal coordinador de la Comunidad Valenciana en la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa y director del CIPFP Mislata, establece sus inicios en la Asociación desde junio de 2013 como vicepresidente. Una trayectoria marcada por su licenciatura en Ciencias Económicas y Empresariales, 20 años como profesor de secundaria y 8 años como catedrático. Asimismo, ha desempeñado distintas responsabilidades entre las que figuran 17 años como jefe de estudios, uno de vicesecretario, 4 de jefe de departamento y los 3 últimos como director.

Cuando Monzó participó por primera vez en FPEmpresa “era una iniciativa que había nacido un año antes de un proyecto de innovación del Ministerio con 89 centros”, ha explicado en la entrevista. “La predisposición inicial era participar en lo que hiciera falta porque confiábamos en el futuro de la Asociación y en el papel que podía jugar en la mejora de la FP”, ha añadido.

Al finalizar el mandato de 2016, el vocal coordinador de la Comunidad Valenciana dio paso a que nuevos centros participasen. Sin embargo, en 2019 volvió al asumir la dirección del CPIFP Mislata.

P: ¿Qué objetivos te gustaría que alcanzara la Asociación en los próximos años?

R: Me remito a los objetivos que figuran en el documento congresual de FPEmpresa, pero lo sintetizaría en conseguir que el modelo vasco de FP se extienda por toda España.

P: ¿Crees que es un momento clave para la Formación Profesional?

R: Sí, sin duda. Con el nuevo Plan de Modernización de la FP del MEFP se van a poder llevar a cabo gran parte de las reivindicaciones de los profesionales de la FP y que FPEmpresa lleva años planteando a las administraciones educativas.

P: ¿Qué le dirías a los centros de FP que todavía no han dado el paso de asociarse?

R: Que tienen una gran oportunidad de participar en este movimiento por la mejora de la FP que se está promoviendo desde el Ministerio de Educación y Formación Profesional y en el que nuestra Asociación tiene un papel protagonista. El Ministerio cuenta con FPEmpresa como interlocutor válido para escuchar nuestras propuestas y contrastar las suyas.

P: Por otro lado, ¿cuál es el proyecto, iniciativa o actividad que se ha llevado a cabo en tu centro que más destacarías?

R: Destacaría una iniciativa, que se remonta a nuestros inicios como centro específico de FP en el año 2003. Nuestro centro era un IES de una ciudad dormitorio con mala reputación, un alto índice de conflictividad, muy deteriorado, con pintadas y cristales rotos. La mayoría del alumnado se matriculaba al derivarlos la comisión de escolaridad municipal y muchos profesores intentaban no repetir.

En estas circunstancias, un grupo de profesores decidimos darle la vuelta. En primer lugar, pedimos transformarnos en un centro específico de FP y, a partir de ahí, nos marcamos una hoja de ruta que fuimos cumpliendo: viajar al País Vaco para conocer de primera mano el modelo a seguir y, a continuación, mejorar las instalaciones, el incremento de la oferta con más familias profesionales, un plan de comunicación con diseño de nueva marca para cambiar la imagen anterior, gestión de los recursos humanos incorporando nuevos profesores implicados en el proyecto para ocupar diferentes responsabilidades, implantar la calidad educativa y las NTIC.

El resultado es el actual CIPFP Mislata reconocido como Centro de Excelencia en Informática Aplicada en la Comunidad Valenciana, con 1.300 alumnos y con una demanda que dobla la oferta.

Sergio San Martín Pinedo, miembro del Equipo Directivo del Centro de Formación Somorrostro, ha dedicado gran parte de su vida a la FP desde diferentes ámbitos. En 2012, San Martín se convirtió en uno de los miembros fundadores y secretario de la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa, un cargo que mantiene en la actualidad y que se suma a los más de 20 años de trayectoria vinculados al Somorrostro.

El actual secretario de FPEmpresa fomentó hace ya diez años la creación de la Asociación. San Martín explica que “tanto el CF Somorrostro como yo mismo en su representación entendimos la necesidad de fomentar y de alimentar un movimiento asociativo para trabajar por y para la Formación Profesional sin tener en cuenta la naturaleza de los centros, y, por lo tanto, dando cabida a cualquier centro de FP público, concertado o privado”.

P: ¿Qué objetivos te gustaría que alcanzara la Asociación en los próximos años?

R: Desde el inicio, la Junta Directiva aspiramos a que la Asociación se convierta en un referente para la Formación Profesional en España y, en mi opinión, este objetivo ya se está empezando a cumplir. Aun así, esto es el inicio ya que debemos contribuir en la mejora del sistema siendo un pilar también para la Administración y para la empresa. Además, FPEmpresa ha iniciado una línea de trabajo en el ámbito de la internacionalización y, en este sentido, debemos avanzar hacia una colaboración entre redes europeas de centros de FP generando otro tipo de actividades que aporten un alto valor a la Formación Profesional en general y al asociado de FPEmpresa en particular.

P: ¿Crees que es un momento clave para la Formación Profesional? ¿Por qué?

R: Diferentes estudios sobre necesidades del mercado laboral en los próximos ocho años apuntan a que 6 de cada 10 puestos de trabajo que se creen serán cubiertos por personas con perfil de Formación Profesional. Además de este dato cuantitativo, nos encontramos en una situación de gran cambio tanto a nivel tecnológico, de eficiencia de recursos y de sostenibilidad. La transformación digital, la fuerte irrupción de la industria 4.0, la economía circular y las competencias transversales ligadas a la persona son retos que la sociedad en general y la empresa en particular tienen que afrontar.

En este escenario, la FP tiene la responsabilidad de contribuir a un desarrollo más equilibrado y sostenible de su entorno. Los centros educativos somos agentes capaces de ayudar a transformar la sociedad. Una Formación Profesional inclusiva, integradora de las tecnologías emergentes, trabajando con nuevas metodologías adaptadas al contexto laboral y cada vez más cercana en el día a día con la empresa tendrá un papel clave para el desarrollo de nuestra sociedad.

Todo ello, exigirá al sistema ser gestionado de otra manera, disponer de otro tipo de recursos y ofrecer servicios diferentes a su entorno.

P: ¿Qué le dirías a los centros de FP que todavía no han dado el paso de asociarse?

R: Desde FPEmpresa trabajamos para contribuir a mejorar la Formación Profesional. Esta meta solo se puede llevar a cabo si somos capaces de trabajar entre todos, lo que significa colaborar y generar alianzas con la Administración, con el tejido empresarial, con otras entidades relacionadas con nuestra actividad y, desde luego, con los centros.

Nuestra asociación necesita una mayor participación de los centros de FP, pero, también, los centros pueden apoyarse en FPEmpresa para mejorar y convertirse en una alternativa de valor e incluso en un referente para la juventud, la empresa y, en general, la sociedad de su entorno más inmediato.

Como todos sabemos, la colaboración y el esfuerzo compartido permite llegar a escenarios más complejos, útiles e ilusionantes. Y, en este sentido, FPEmpresa ha generado un ecosistema único en España dónde toda la Formación Profesional está representada, ya sea de naturaleza pública, concertada o privada.

P: Por otro lado, ¿cuál es el proyecto, iniciativa o actividad que se ha llevado a cabo en tu centro que más destacarías?

Es difícil seleccionar un único proyecto, pero se puede resaltar por su impacto, su evolución y su permanencia en el tiempo la puesta en marcha de una iniciativa formativa para asegurar el relevo generacional que la empresa Petronor necesitaba realizar en el puesto de operador/a de su planta en Muskiz (Bizkaia).

Este proyecto se inició hace ya 20 años y se ha mantenido de manera continuada hasta el año 2020. Petronor se enfrentaba al reto de garantizar el relevo de más de 400 personas en un periodo de tiempo de 15 a 20 años. Asimismo, esta refinería arrancó su actividad en 1972, por lo que la gran mayoría de personas que operaban en sus instalaciones iniciaba su proceso de jubilación entre los años 2000 y 2015.

En una instalación tan compleja y singular como es una refinería, Petronor debía garantizar que sus procesos seguían siendo seguros, respetuosos con la normativa medioambiental y eficientes. Y, para ello, diseñamos conjuntamente un proyecto de aprendizaje en formato Dual con formadores de ambas entidades.

Año tras año, Petronor y CF Somorrostro hemos ido mejorando el proceso formativo hasta que en los últimos años introdujimos una metodología adaptada a sus necesidades para favorecer el aprendizaje de las personas. En este nuevo diseño metodológico participaron varias personas de la empresa en su definición, así como en su implantación y hasta en la propia evaluación.

Resaltar finalmente que, derivado de todo este proceso de aprendizaje Dual, la European Alliance for Apprenticeship (EAfA) reconoció este proyecto y le premió en el año 2016 dentro de la categoría de grandes empresas.

Sergio Silva, director del CIFP La Granja de Heras y vocal coordinador de la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa en Cantabria, es licenciado en Derecho por la Universidad de Cantabria. Cuando finalizó sus estudios, Silva se incorporó en el año 2000 a la especialidad de Formación y Orientación Laboral (FOL) del Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria. Entre 2003 y 2014, el cántabro ocupó el puesto de jefe de departamento de FOL del centro, logrando así en el curso 2014/15 incorporarse a su puesto actual como director, desde donde celebra más de 20 años como docente.

Por otro lado, Sergio Silva ha participado como ponente en numerosos cursos, seminarios y grupos de trabajo educativos, así como presidente de tribunales y de la Comisión de Selección en distintos procedimientos selectivos para el ingreso a los Cuerpos de Profesores de Enseñanza Secundaria. También, fue vocal del Consejo Escolar de Cantabria hasta el año 2015 y miembro del Observatorio para la Convivencia Escolar de Cantabria. Actualmente, Sergio Silva forma parte de la Junta Directiva de la Asociación de Centro de Formación Profesional FPEmpresa.

P: ¿Por qué decidiste implicarte como parte de la Junta Directiva de FPEmpresa?

R: Conozco de primera mano la labor desarrollada por FPEmpresa y me parece importante. Tuve la ocasión de asistir a sus congresos nacionales y ver lo que allí se hacía. Por ello, cuando Sergio San Martín y María José Fernández propusieron integrarme en la Junta Directiva como representante de Cantabria, me pareció apropiado poner “mi granito de arena” en esta labor contribuyendo además a dar voz a mi comunidad autónoma. De alguna manera quise formar parte de aquello que estaba conociendo.

P: ¿Qué objetivos te gustaría que alcanzara la Asociación en los próximos años?

R: En primer lugar, me gustaría que siguiera desarrollando la importante labor de difusión de las enseñanzas de Formación Profesional. Creo que cuando se conoce la FP es cuando se logra prestigiar la misma y atraer cada vez más talento.

En segundo lugar, me gustaría que la Asociación continuara creciendo e implantándose en más territorios y centros. Con ello lograremos mayor contacto entre centros y generar cada vez mayores sinergias, además de ganar en presencia en todos los foros relevantes.

Por último, creo, que es importante que FPEmpresa mantenga y cuide su carácter técnico-profesional sin perder de vista la representatividad de territorios. Vivimos una época en la que hay muchos intereses cruzados y es complicado mantener un discurso unitario y estable independientemente del auditorio o del lugar en el que se exponga.

P: ¿Crees que es un momento clave para la Formación Profesional? ¿Por qué?

R: Lo creo sin lugar a duda. Son numerosos los motivos, pero, a nivel social la FP empieza a ser percibida de forma positiva superando trasnochadas visiones de una FP industrial del siglo pasado. Por otro lado, tenemos el problema del paro juvenil que es inaceptable en un país de la UE, por lo que en estos momentos la FP es la mejor política activa de empleo.

Vivimos un momento de cambios legales estructurales con una nueva ley nacional de FP en ciernes. Se va a dar un “revolcón” al modelo existente y todo cambio es una oportunidad.

Por tanto, creo que estos y algún otro factor hace que podamos decir que estamos asistiendo a un punto de inflexión en lo que se refiere a la FP en estos años. Cierto es que el Covid-19 ralentiza todo, aunque el tiempo va a ser testigo de este cambio a mejor. 

P: ¿Qué le dirías a los centros de FP que todavía no han dado el paso de asociarse?

R: A esos centros les diría que es bueno para sus centros pertenecer a FPEmpresa. Es bueno por estar en contacto con otras personas y centros, lo que sin duda enriquece a todos.

Asimismo, es bueno conocer otras realidades, acceder a recursos que individualmente es más complejo conseguir, así como poder dar tu opinión y que esta sea escuchada. Cualquier centro que busque crecer y fortalecer sus enseñanzas debería pertenecer a FPEmpresa.

P: Por otro lado, ¿cuál es el proyecto, iniciativa o actividad que se ha llevado a cabo en tu centro que más destacarías?

R: No podría escoger una en términos generales. Nuestro centro participa en numerosos proyectos e iniciativas de distinto calado y todas ellas especiales por su singularidad. Desde proyectos de estancias curriculares de alumnado en instalaciones del Ministerio de Defensa en la prestigiosa Yeguada hasta proyectos de innovación como el proyecto “De la Granja a la cocina” en colaboración con la escuela de hostelería del IES Fuente Fresnedo de Laredo. También, contamos con grandes colaboraciones con empresas como Bridgestone, AgroCantabria, El Diario Montañes o IFEMA Horse Week Madrid.

Licenciada en Derecho, Olga Castilla, vocal coordinadora de FPEmpresa en Catalunya, es profesora de Formación y Orientación Laboral en el Instituto Escola del Treball de Lleida. Desde hace unos años, se encarga de la parte de jefe de Estudios a la vez que es coordinadora de Emprendimiento y de ActivaFP. También, participa como miembro de un grupo de trabajo en el que realizan servicios profesionales para empresas ayudando al desarrollo profesional de los alumnos.

Olga Castilla expone: “Me gusta realizar el seguimiento de proyectos desde el punto de vista empresarial y contribuir con la experiencia a la mejora continua del aprendizaje de los alumnos mediante el emprendimiento, la creatividad y la innovación”. Su gran reto ha sido participar en la implementación de ciclos formativos íntegramente por proyectos donde los alumnos han aprendido a ver el mundo que les rodea con una mirada diferente pasando de ser espectadores a activadores de su proceso de aprendizaje. Actualmente, Olga Castilla forma parte de la Junta Directiva de la Asociación de Centro de Formación Profesional FPEmpresa.

P: ¿Por qué decidiste implicarte como parte de la Junta Directiva de FPEmpresa?

R: Me encanta trabajar para la Formación Profesional. Siempre me ha gustado, ya que considero que todavía nos queda mucho por aprender y descubrir de ella.

P: ¿Qué objetivos te gustaría que alcanzara la Asociación en los próximos años?

R: Me gustaría que tuviéramos más centros asociados y poder realizar más encuentros temáticos. Hace unos meses tuvimos la oportunidad de volver a realizar reuniones presenciales como el Congreso que realizamos en Toledo y fue una experiencia única. Por otro lado, aspiro a que la representación de la FP no politizada participe en los encuentros en los que suelen contar solo con la Universidad.

P: ¿Crees que es un momento clave para la Formación Profesional? ¿Por qué?

R: Sí, creo que es un momento muy clave para la FP. Lo creo firmemente, porque una sociedad sin profesionales muy bien cualificados tiene poco futuro, por no decir ninguno. Creo que es el momento de que la FP permita desarrollar y aportar talento a la transformación económica y que responda a la demanda social y empresarial.

P: ¿Qué le dirías a los centros de FP que todavía no han dado el paso de asociarse?

R: A los centros de FP que todavía no están asociados a FPEmpresa les diría que un centro crece cuando aprovecha la sinergia con otros de sus características. Ya lo hemos visto anteriormente, si un centro educativo es activo y participa con su entorno y comunidad este se hace más grande. Aunque, no solo por ello, ya que el “mundo” es enorme, por lo que siempre considero importante mantener una gran relación con las personas de mi comunidad. Es una experiencia que quiero compartir con otros centros y docentes.

P: Para concluir, ¿cuál es el proyecto, iniciativa o actividad que se ha llevado a cabo en tu centro que más destacarías?

R: Siendo Escola del Treball un centro de Catalunya tenemos:

  • 5 CAR (Ciclos de alto rendimiento – íntegramente desarrollados por proyectos), con todos los módulos profesionales (incluidos los transversales).
  • Un Plan de Tutoría y Orientación Profesional de Centro y los respectivos planes contextualizados en cada ciclo (PAT de ciclo).
  • Fomento del emprendimiento a través de La rueda de la gestión del talento.
  • Una gran organización del centro educativo por áreas y objetivos establecidos para cada área donde el profesorado se adscribe voluntariamente.
  • Hemos eliminado el sistema de guardias
  • Coordinamos la red ActivaFp (nivel 2). Para quien no lo sepa, ActivaFp es una red de la Dirección General de FP del Departamento de Educación de Cataluña encargada de reunir y coordinar a centros pioneros en metodologías activas.
  • Coordinamos a nivel territorial la Red de Emprendimiento de la Dirección General de FP del Departamento de Educación de Cataluña.

Estamos orgullosos de poder contar con toda esta trayectoria, pero, aún así, queremos seguir mejorando día a día para ofrecer a nuestros alumnos un mejor sistema educativo de FP. Qué mejor forma de llevar a cabo nuestros proyectos que junto a FPEmpresa.