El Centro Sagrado Corazón – Jesuitas en Logroño (La Rioja), centro asociado a la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa, ha puesto en marcha una iniciativa para impulsar la familia profesional de Electricidad y Electrónica entre su alumnado. El proyecto, titulado ‘Vehículos Autónomos y Robótica Colaborativa en la bodega inteligente’, ha sido seleccionado en la IV Convocatoria de Ayudas Dualiza de CaixaBank Dualiza y FPEmpresa. Una idea que nace “como respuesta a dos problemáticas que encontrábamos en el Departamento de Electricidad y Electrónica: el bajo porcentaje de alumnado que elegía nuestra especialidad como primera opción y el alto grado abandono que existía en el paso desde la FP Básica a Grado Medio”, ha señalado Rubén Ayesa, responsable de la iniciativa.

Este proyecto Dualiza nace de la unión del centro educativo y de las empresas INGELEC RIOJA, IMEL y ECOTELIA con el fin de mejorar la motivación, la formación y la empleabilidad de los estudiantes. “Además, esta formación completa el currículo, iniciando al alumno en robótica colaborativa en un entorno simulado familiar en La Rioja: una bodega”, ha explicado Ayesa. Por su parte, los resultados han sido muy positivos ya que no solo han conseguido aumentar el número de solicitudes con Electricidad y Electrónica como primera opción en FP Básica (FPB) y Grado Medio, sino también mejorar la empleabilidad de los alumnos. “5 de ellos están trabajando ya en las empresas colaboradoras”, ha añadido Ayesa.

Un proyecto prometedor para las empresas del sector eléctrico

“El apoyo mostrado por Dualiza y FPEmpresa hacia este proyecto, ha supuesto en primer lugar una motivación, ya que para nosotros es un reconocimiento al trabajo bien realizado en busca de una educación actualizada y motivadora”, ha confesado el responsable del proyecto. Este impulso conlleva la colaboración del centro educativo con las principales empresas del sector eléctrico en La Rioja. “Estas empresas han podido conocer a sus futuros trabajadores, aportando conocimientos, habilidades y valores a su formación”, ha explicado Ayesa.

Mientras que la motivación de los alumnos, protagonistas de la idea, sigue aumentando y, por ende, mejorando sus resultados académicos en los últimos cursos de FPB y Grado Medio, el Centro Sagrado Corazón – Jesuitas está preparando una nueva idea. “Estamos preparando en este tercer trimestre un seminario fruto del mismo proyecto para trabajar con los nuevos alumnos y con alumnado de la ESO”, ha concluido Rubén Ayesa.

El proyecto “Robótica especializada para empresas de alto valor tecnológico” presentado por el Salesianos Deusto, centro asociado a la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa, en la IV Convocatoria de las Ayudas Dualiza de CaixaBank Dualiza y FPEmpresa ha alcanzado sus objetivos. La iniciativa surge desde el know-how de las empresas y los centros educativos para formar técnicos de FP del Grado Superior de Automatización y Robótica Industrial con las competencias adecuadas para dar servicio a las necesidades de las empresas. Zigor Bikandi, administrador del Salesianos Deusto, ha explicado que “la relación empresa-centro resulta de vital importancia para la formación del alumnado, de la actividad empresarial, y del desarrollo social de la región donde se incide”.

Hasta el momento, el proyecto ha integrado a todos sus participantes, quienes se encuentran trabajando en las empresas con las que se firmaron acuerdos de colaboración cumpliendo así dos de los cuatro retos planteados. “Los alumnos tienen la oportunidad de trabajar con equipos y tecnologías específicas con marcas punteras en el ámbito industrial. Las empresas se benefician de los conocimientos que aporta el alumnado a la vez que lo forma en base a sus necesidades”, expone Bikandi.

El proyecto, que ha cubierto las necesidades de técnicos altamente especializados en la Automatización y Robótica por parte de las empresas, trata de especializar a los estudiantes en el ámbito tecnológico a través de retos con una formación sólida y en DUAL combinando su dedicación en las empresas. Asimismo, el alumnado ha conseguido los objetivos adquiriendo las competencias tanto técnicas como transversales establecidas.

“Todos vemos perfeccionadas nuestras competencias a través de la mejora continua y el aprendizaje a lo largo de la vida, y colaboramos en el desarrollo social de nuestra comarca”, asegura el administrador del Salesianos Deusto. “Las empresas y los estudiantes se muestran satisfechos, por lo que seguiremos formando a nuevos participantes en nuestro programa de especialización”, concluye.