El centro IES Politécnico de Sevilla, asociado a la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa, crea el proyecto Dualiza FP BioAlgae, un fotobiorreactor para la biodepuración con algas en la Formación Profesional. El trabajo, realizado junto al CPIFP Profesor José Luis Graiño, se apoya en el grupo de Biotecnología de Algas (BITAL) de la Universidad de Huelva. Junto al objetivo de que los alumnos puedan trabajar sobre el cultivo de microalgas, este diseño engloba a diferentes áreas de conocimiento de la FP. Un proyecto premiado en la IV Convocatoria de Ayudas Dualiza con el fin de promover e impulsar la innovación en Formación Profesional. Una Convocatoria de FPEmpresa y CaixaBank Dualiza.

Santiago Blanco, responsable del Proyecto Dualiza, explica: “La meta principal era diseñar y construir un fotobiorreactor para la biodepuración microalgas a nivel laboratorio”. Aun así, participar en un proyecto de estas características poniendo en práctica los conocimientos y la implicación de los alumnos eran otros fines que alcanzar.

A lo largo de la iniciativa, se construyeron dos fotobiorreactores, uno abierto y otro cerrado (tubular), donde se llevaron a cabo ensayos con la microalga Chlorella. Blanco expone que “este curso cultivaremos microalgas en el fotobiorreactor cerrado, ya que permite un mejor control del crecimiento de la microalga”.

Resultados de FP BioAlgae

FP BioAlgae ha alcanzado los resultados previstos, aunque los responsables apuntan que “ahora es el momento de mejorar la automatización, la limpieza y la optimización”. Todo ello apunta a que seguirán desarrollando la iniciativa con futuros proyectos.

Pocos centros de Andalucía cuenta con un biorreactor en marcha. Es por ello por lo que el IES Politécnico de Sevilla apuesta por incorporar esta tecnología de una manera efectiva en la Formación Profesional. Además, los biorreactores están cada vez más presentes en la industria, considerándose un elemento básico para muchos procesos de fabricación.

FP BioAlgae sigue a la espera de recibir las primeras críticas; sin embargo, consideran que todavía es temprano para recibir todo tipo de realimentaciones. Por otro lado, desde el punto de vista medioambiental, las personas a cargo del proyecto consideran que es una iniciativa “vital”. También, la inclusión de los biorreactores a los planes de FP supone una mejora del aprendizaje del alumno y, por lo tanto, de su perfil profesional. “Pretendemos continuar el proyecto centrándolo en las empresas agrícolas, agricultores e industrias agroalimentarias”, concluye Santiago Blanco.

El centro Nazaret Fundazioa, asociado a la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa, crea el proyecto Dualiza BucovIA, una inteligencia artificial para detectar los casos de bullying. Una iniciativa que surge de la inquietud que tenía Jon Barrueco, profesor de FP, por aprender y avanzar en el ámbito de la Inteligencia Artificial (IA) aplicada a finalidades sociales. Un proyecto premiado en la IV Convocatoria de Ayudas Dualiza con el fin de promover e impulsar la innovación en Formación Profesional. Una Convocatoria de FPEmpresa y CaixaBank Dualiza.

Cinta Castellano, responsable del proyecto, explica que el proyecto nace con el objetivo de “desarrollar una herramienta 4.0 de inteligencia artificial que prevenga el acoso escolar”. Una herramienta que Cinta asegura que también será empleada para localizar “el estrés psicológico causado por el Covid-19”. Estos son algunos de los principales objetivos a alcanzar, los cuales se han cumplido con una estimación del 100 %.

Aún así, cabe destacar que la herramienta BucovIA solo se desarrolla hasta su primera fase que es financiada por las Ayudas Dualiza. Con ello se consigue crear un algoritmo de identificación de acoso escolar y un etiquetado de las preguntas a realizar. También, se instaura una recogida de datos que consigue alimentar al algoritmo y un formulario que beneficia la obtención de la información.

El proyecto Dualiza comprende una segunda fase en la que el Nazaret Fundazioa trabaja para conseguir avances. En ella se observan contrastes con científicos del dato y expertos en IA y ajustes derivados de las propuestas de mejora. En estos momentos se encuentran en proceso de diseño y desarrollo de la App que soporta la herramienta. Próximamente, se obtendrá un informe para que el usuario conozca la respuesta que tiene BucovIA, así como reflexionar sobre el avance y las mejoras necesarias.

Fases del proyecto

En la primera fase se alcanzaron con éxito los resultados esperados. Por otro lado, en la segunda se están mejorando y digitalizando todavía más la herramienta. De forma que, si todo avanza según lo esperado, la aplicación se difundirá en otros centros educativos.

Este tipo de aplicaciones muestra un gran interés en aprender, participar y desarrollar proyectos técnicos y tecnológicamente innovadores entre centros de FP. Es por ello por lo que el proyecto colabora con el centro de formación Somorrostro.

“Este proyecto nos está sirviendo a las personas y los centros educativos para aprender tecnología 4.0, aplicativos WEB y psicología de la intervención”, argumenta la responsable. Cintia Castellano concluye: “De este proyecto surgen nuevas ideas hacia donde dirigir los esfuerzos y se identifican nuevas oportunidades de investigación, desarrollo e innovación de nuevos productos”.